Nuevas Miniaturas 191

Si te causa sorpresa la desgracia
es por su singularidad.
Cada día nos suceden ciento y más cosas buenas
cuyo valor despreciamos
porque las consideramos
normales y merecidas.
Por un contratiempo,
cien cosas agradables;
por un infortunio
cien motivos de gozo.

Así como un tapiz
se teje con millones de hebras,
la suave felicidad
se amalgama con las pequeñas cosas
que te ocurren cada día
si sabes apreciarlas.

 class=