¿Sabías que el P. Gago fue modelo de “comunicador cristiano”?

El P. Gago fue un “comunicador” que acreditaba sus palabras con el ejemplo de su vida. Transmitía con pasión lo que él creía y vivía, que no era otra cosa que el mensaje del Evangelio. Como legado nos dejó su fe inquebrantable, su alegría y su agradecimiento. Gracias fue su última palabra. “Te doy gracias, Señor, por esta vida mía en la que sufrido y de la que he disfrutado. Con el hato de mi vida a la espalda, sólo palabras obligadas y de bendición tengo hacia Ti”. (“Gracias, la última palabra”)