¿Sabías que el Padre Gago falleció en la Semana Santa de la Navidad?

La Navidad era el tiempo litúrgico preferido del P. Gago porque comprendió a la perfección su significado, sabedor de que Dios “habita entre nosotros y acampa con su tienda al lado de nuestra tienda”. Cada día de su vida vivió una Navidad sintiendo a Dios en este mundo, porque en Él vivía y por Él existía.

Y Dios, que hace bien todas las cosas, quiso venir a buscarle un 22 de diciembre de hace una década, en la Semana Santa de la Navidad. Lo encontró preparado para comenzar la vida interminable y gozosa que el P. Gago esperaba.

Cumplió su deseo de “cantar los villancicos en el cielo” y desde entonces, quienes tantas Navidades celebraron junto al P. Gago sienten su ausencia terrenal, pero disfrutan de su compañía y presencia espiritual.

¡¡Feliz Navidad P. Gago!!