Miniaturas 098

Dios ha puesto en el centro del universo,
lejano, inaccesible a la mano de los hombres,
el sol que cada día
ilumina у caldea
la vida у el latido de toda criatura.
Y como el sol, la lluvia y el aire oxigenado
que respiran у gozan justos у pecadores.

A nadie excluye Dios de los dones primeros.
¿Quiénes somos tú y yo para ser miserables?

Es más gozoso dar que recibir.

 class=