Miniaturas 093

No seas iracundo. No fustigues con rabia.
No provoques la cólera. No insultes.
No desprecies. Ni riñas.

El volcán de tu ira debe estar taponado,
pues las brasas, si brotan de tu boca,
llagan el corazón, humillan la dignidad.

Mansedumbre y paciencia son el escudo
que quebranta cualquier provocación.

 class=