Miniaturas 120

Corresponder a las obligaciones
es un deber primario, inexcusable.
No debiera bastarnos, sin embargo.

La disponibilidad para cualquier favor,
para el servicio voluntario
manifiesta la generosidad
de quien tiene muy claro
que todo cuanto hagamos
en ayuda del prójimo
es signo de nobleza espiritual.

Hay que ir más allá
del puro deber. Antes que te lo pidan,
muéstrate dispuesto a dar la mano.

 class=