Miniaturas 191

«Tantas cabezas, tantas opiniones»
dice un adagio latino.
Signo de la libertad del pensamiento
y de la capacidad real de cada mente.
El juicio y la opinión de cada cual
debe ser respetada
aunque no necesariamente compartida.

Hemos de buscar incansablemente la verdad.
Mientras la hallamos,
no ataquemos ni descalifiquemos a los otros
por las ideas que alimentan su razón.

Un signo inconfundible
de auténtica civilización
es la convivencia de ideas diferentes
e incluso contrapuestas.

 class=